• Corina Bufano

Volksmuseum, mi museo favorito en Innsbruck

Hoy los invito a visitar el que, para mí, es el mejor museo de la ciudad, el Volksmuseum -Museo de Arte Popular-. Está ubicado en el casco antiguo de la ciudad, en un antiguo monasterio franciscano, junto a la iglesia de la corte y frente al Palacio Imperial. (Lugares que visitaremos en otras oportunidades).


Fue inaugurado en 1929 y lo que lo hace tan especial es que su foco, a diferencia de la mayoría de museos en Europa, está puesto en las artesanías, los oficios, y las costumbres y tradiciones de los campesinos que habitaban la zona. No vamos a encontrar historias de realeza ni lujosos muebles, sino que vamos a ver cómo era la vida real de los habitantes de Tirol. Personalmente, lo encuentro mucho más interesante que la visita al palacio. Pero visiten ambos para poder decidir!


Vista de los jardines del museo. Imagen: Corina Bufano

El museo tiene varias plantas dedicadas a diversos aspectos de la vida en los Alpes. La planta baja consta de una muestra permanente dedicada a una extensa colección de pesebres.



A medida que nos adentramos en cada sala nos vamos dando una idea de cómo era el día a día de los tiroleses. En las primeras salas encontramos herramientas e instrumentos utilizados en los diferentes oficios tradicionales. Hay desde artefactos para trabajar la tierra hasta utensilios de carniceros, panaderos, costureros y mineros, entre otros. -La minería es una actividad fundamental en la región, si quieren saber más sobre este tema pueden ver este post.-


En las imágenes vemos moldes y palos de amasar con interesantes formas.

Imagénes: Corina Bufano


Aquí vemos el detalle de los bordados y calados de accesorios como sombreros, peinetas y cinturones. El tipo de bordado en cuero que vemos en los cinturones aún se conserva y es muy popular en billeteras y monederos. Es ideal para hacer un lindo regalo típico.



También encontramos utensilios que usaban los carniceros y los maravillosos carteles para los diferentes negocios que son un trabajo de herrería único. En los cascos antiguos o altstadt de ciudades como Innsbruck o Salzburgo todavía se conservan algunos de estos anuncios.



Más adelante comenzamos a encontrar muebles y objetos decorativos que se ubicaban en los hogares. El detalle de tallado en las sillas es exquisito y hacías muchísimos motivos diferentes. Además los roperos contaban historias a través de sus paneles pintados. Eran tanto bíblicas como homenajes a la realeza de la época.



Y ahora llegamos a mi lugar preferido del museo! Están recreadas las pequeñas viviendas ubicadas en la montaña en donde vivían los campesinos. Eran de techos bajos con un máximo de 3 habitaciones y allí vivía la familia entera. Y además, durante los crudos inviernos alpinos, los animales pequeños los acompañaban. En el museo aclaran lo difícil que es recuperar material de la clase más pobre de un época, por eso siempre tenemos información de las clases altas y la realeza.


Esto es lo más interesante y valioso de este museo. Poder sentir que uno conoce la vida de las personas "normales" en lo alto de la montaña es único. Es fácil ver cómo era la vida de la realeza o de las personas influyentes, pero esto no se puede ver muy a menudo.



También podemos ver trajes típicos utilizados tanto diariamente como en fiestas especiales como Navidad o Carnaval.



Es un museo que les recomiendo fervientemente visitar.


Dirección: Universitätsstraße 2, 6020 Innsbruck


Horario: Martes - Domingo 9.00 - 17.00


Entrada: Mayores 8 EUR. Se puede sacar una entrada combinada que incluye 5 museos por 12 EUR. También hay descuentos para menores y grupos.








230 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo