• Corina Bufano

Recetas desde Innsbruck: Kaiserschmarrn

Este postre es uno de los más típicos postres austríacos y su historia es tan interesante como incierta. Hay muchas versiones de cómo surgió el plato favorito del emperador Francisco José, pero la más aceptada es la siguiente.


Cuenta la historia que el cocinero real había preparado un plato bastante ligero para la emperatriz Sissi ya que ella era famosa por cuidar mucho su peso. Aquí varían las versiones, algunos dicen que el postre original, unos panqueques, se rompió al servirlo; y otros cuentan que la emperatriz se negó a comerlo para cuidar su figura. Ante esta negativa, el emperador lo probó y quedó encantado con la receta. Así fue que esta delicia fue nombrada en su honor como "Kaiserschmarrn". Ahora vamos a la receta.


Si quieren conocer el resto de las historias de esta receta se las contaré en mi Instagram.


Ingredientes (4 porciones)

  • 6 huevos

  • 50 gr de manteca

  • 350 ml de leche

  • 190 gr de harina

  • 1 cdita de esencia de vainilla

  • 1 pizca de sal

  • 1 cda de cáscara de limón rallada

  • 3 cda de azúcar impalpable (para espolvorear al final)

  • 2 cda de pasas (opcional)

  • 1 medida de ron (opcional)




Preparación


  • Si lo hacen con pasas el primer paso sería remojarlas durante 20 minutos en una medida de ron. Yo decidí no ponerle, pero queda a su gusto.


  • Una vez remojadas las dejamos a un lado. En un bowl mezclar los huevos, la leche, la vainilla y la cáscara de limón y mezclar bien.



  • Agregar la sal y la harina en forma de lluvia y batir hasta que se forme un amasa suave y sin grumos.



  • Poner la manteca en una sartén y dejar derretir. Verter la mezcla en la sartén con manteca y esperar a que el lado inferior se dore. Este es el momento de poner las pasas sobre la mezcla en caso de querer usarlas.



  • Una vez que la parte inferior esté dorada dar vuelta la mezcla. No es necesario que se dé vuelta de manera perfecta como si fuera una tortilla porque luego lo vamos a desarmar.



  • Una vez que está cocido de ambos lados, desarmar con unas espátulas. A la hora de servir se acompaña tradicionalmente con un dulce espeso de ciruelas. Pero hay miles de alternativas que pueden probar: mermelada de frutillas o cualquier fruto rojo, puré de manzanas, o hasta dulce de leche. Espolvorear con azúcar impalpable y a disfrutar!!








466 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo