Buscar
  • Corina Bufano

¿Por qué nos mudamos a Innsbruck?

Después de vivir 4 años en Berlín, en febrero de 2020, sí cuando el corona virus empezaba a ser noticia decidimos mudarnos a Innsbruck. Digo decidimos por éste fue nuestro sueño desde que pensamos en mudarnos a Europa. Mío y de Fede, mi marido. Y de ése sueño nació este blog.

No fue una decisión fácil de tomar. En un momento de incertidumbre mundial a nosotros nos surgió la posibilidad de hacer realidad lo que siempre habíamos deseado. Lo pensamos mucho y decidimos seguir adelante con los planes de mudanza. En este post les cuento los motivos que nos ayudaron a decidirnos.



Innsbruck, Tirol

Un lugar en el mundo

Desde que visité Innsbruck por primera vez en 2016 quedé totalmente encantada con la ciudad y su gente. Me enamoré de lo particular del lugar y del orgullo que sienten los tiroleses por su tierra. La gente va al trabajo usando trajes típicos de la zona y a nadie le parece extraño. Eso me impactó al principio. Imagínense si alguien va vestido de gaucho a la oficina en Buenos Aires, sería, cuando menos, raro.

Y así me interesé más y más por la cultura del lugar, su historia, su comida y fui aprendiendo cómo era la vida en el valle. Hasta que en un momento supe que quería vivir ahí. Desde ese día, cada vez que me preguntaban cuál es tu sueño o dónde te gustaría vivir la respuesta siempre era la misma: Innsbruck.


El espíritu de la ciudad

Es un pequeño paraíso en medio de las montañas pero no es un pueblo perdido en el mapa. Esa característica es muy importante para mí. Al ser una cuidad con varias universidades está repleta de gente de diferentes lugares del mundo y la vibra que se respira es de juventud y modernindad. Además la oferta de actividades deportivas y culturales es enorme, tanto en invierno como en verano. Y, otro punto imprescindible a tener en cuenta es que aunque no es una gran metrópoli como Viena, en Innsbruck hay más oferta laboral que en otras ciudades de Tirol.


Estar en contacto con la naturaleza

Caminar por la calle y tener a las montañas al lado es una de las cosas más hermosas de vivir en Innsbruck. Después de trabajar o estudiar es normal ir a dar un paseo por los parques y lagos que rodean la cuidad durante el verano. La posibilidad de ir al trabajo en bicicleta por la orilla del río Inn es una experiencia que no se compara con tomar el subterráneo en hora pico.

Tener la posibilidad de disfrutar más de todos los deportes nuevos que podemos descubrir y aprender viviendo acá es otra de las causas por las que nos decidimos a mudarnos. Porque para los que no saben, Fede hace triatlón, aquí pueden ver su sitio web. Entonces éste es un lugar ideal.



Refugio en la montaña


Creo que tenemos más motivos para vivir en Tirol pero se los contaré más adelante.


Espero que hayan disfrutado de este post y que los anime a cumplir sus sueños.





110 vistas4 comentarios