• Corina Bufano

A la montaña en tranvía, de Innsbruck a Fulmpes.

¿Es posible ir desde el centro de Innsbruck hasta un centro de esquí a 900 metros de altura en tranvía? Claro que sí!! En Tirol todo es posible.


El viaje en sí mismo es una hermosa excursión así que si no tienen planeado esquiar no hay problema. El recorrido dura alrededor de una hora y los trenes salen desde la estación de Fulmpes cada media hora de regreso a Innsbruck.


Las vías del tren se construyeron a principio del Siglo XX y fueron un gran desafío de ingeniería ya que debían transitar por un terreno montañoso no muy estable. El tren comenzó a operar en 1904 y, durante los primeros años, transportaba pasajeros y mercancías.


Durante la Primera Guerra Mundial el ferrocarril se utilizó para transportar heridos hacia el Hospital Militar de Fulmpes y, una vez finalizado el conflicto bélico, muchos de los motores debieron ser reemplazados debido al exceso de uso al que se vieron sometidos.


Fue en 1952 cuando se comenzó a utilizar como medio de transporte para turistas que se dirigían a las pistas de esquí ubicadas en Stubai.


En el tranvía a Fulmpes. Imagen: Corina Bufano


Al comienzo, el recorrido es lo que uno se espera de cualquier paisaje alpino pero, a medida que vamos ascendiendo se va transformando en una secuencia sacada de un cuento de Disney. Sobre todo en invierno y, si nieva, mucho mejor. Hay que aclarar que a mayor altura más nieve encontramos por eso las fotos y videos que podemos sacar son tan hermosos.





Cómo hacer el recorrido en tranvía? Muy fácil! Desde la estación central de Innsbruck pueden tomar el Stubaitalbahn hasta la Fulpmes Bahnhof (estación de Fulmpes). El boleto cuesta 6,40 EUR y el recorrido de 20 kilómetros es perfecto para ir cámara en mano.


Si quieren ver videos del viaje los invito a verlos en mi cuenta de Instagram @corina.bufano donde comparto más contenido relacionado con los posts.


Casa alpina en Fulmpes, Innsbruck. Imagen: Corina Bufano


475 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo